Aceite de oliva

La historia del jabón se pierde en el tiempo aunque es sabido que los musulmanes ya fabricaban jabones con aceite de oliva introduciendo esta costumbre en la península ibérica.

Durante el siglo VII la industria del jabón se desarrolló fuertemente a lo largo del Mediterráneo.

El hidroxitirosol es considerado como uno de los antioxidantes naturales más potentes y se encuentra únicamente en el aceite de oliva, con efectos antiinflamatorios que ayudan a mejorar las abrasiones de la piel, los sarpullidos y hasta las quemaduras solares.

El jabón natural elaborado con aceite de oliva es apropiado para todo tipo de pieles, rico en vitaminas, minerales y con propiedades hidratantes, suavizantes y antioxidantes, además de ser magnífico en la prevención del envejecimiento de la piel protegiéndola contra los agentes ambientales.

Los tejidos de la piel tan expuestos a los factores externos necesitan protegerse y regenerarse frente a ellos y una manera de ayudar a neutralizar estos efectos es cuidar nuestra piel con jabones respetuosos con base de aceite de oliva.

Los jabones naturales con aceite de oliva en su composición son especialmente efectivos calmando las sensaciones de picor y escozor de la piel en niños y adultos, y beneficiosos para personas con alergias, eczemas y psoriasis.

Anuncios